martes, 9 de junio de 2015

Peña Ubiña (6 junio 2015)

El mítico Calixto nos hace la crónica de la última salida de la temporada...

Para cerrar la temporada abordamos la ascensión a Peña Ubiña (2417 m; algunos textos le dan 2411m, hay serias polémicas al respecto). La voz de Ubiña proviene de “ovina”, refiriéndose a las ovejas que en trashumancia pastaban en los puertos de alrededor.


Peña Ubiña (2417 m)

Ruta de ascenso: desde Tuiza de Arriba hasta la Casa Mieres

Tuiza de Arriba (Lena), situada a unos 1300 m, nos recibe con niebla, muy frecuente en esta zona, y que ha originado, en más de una ocasión, pérdidas de orientación a los montañeros con consecuencias graves.

Tuiza de Arriba


El primer tramo, tras pasar al lado de la braña Lluenga, nos lleva hasta el circo del Meicín donde se ubica el remodelado refugio del mismo nombre (1560 m). Como jugando con nosotros, la majestuosa imagen de Ubiña aparece y desaparece entre la niebla pero nos empieza a orientar sobre lo que nos queda por subir.

Refugio del Meicín (1560 m)


Pequeña pausa para reponer líquido ya que la temperatura era elevada y comienzan a sobrar las capas de abrigo. 
Ya en la vega del Meicín nos abandona la niebla y escoltados a la izquierda por la peña Cerreos y a la derecha por Ubiña comenzamos la empinada y dura cuesta hacia la collada Terreros. Es aquí donde comienzan a separarse las unidades del grupo en diferentes ritmos; pero todos disfrutando del mar de nubes que oculta Asturias y del impresionante macizo que va desde la propia Ubiña hasta el Siegalavá y Tapinón.


Larga pausa en la collada para, tras el descanso, acercarnos a la base por la ladera de las Vallinas atravesando uno de los pocos neveros que quedan y que nos acerca al collado Ronzón (al que no llegamos). Y desde ahí afrontar la subida a cumbre desde el sur con la Ubiña Pequeña a nuestra espalda.


Hay que ayudar de las manos a veces pero merece la pena con tal de asomarse a esa cumbre mítica y de obligada ascensión para todo montañero.



Hoy Asturias no se deja ver pues está cubierta de un blanco manto de nubes y la zona de León está ligeramente brumosa. Los montes de Somiedo, Torrestio, Torrebarrio al O.; Ubiña la Pequeña al S; Cerreos, La Almagrera, La Mesa, La Tesa, los montes de Payares al E y, por supuesto, la imponente vista de Los Fontanes, El Siete, El Pasu Malu, Los Castillines, la Peña Rueda, la sierra del Aramo al N. ¡todo un placer!




El descenso lo hacemos con precaución y sin prisas (pues el cansancio nos puede dar más de un susto) hacia el collado Ronzón; desde aquí descender para acercarnos al arroyo Riotuerto, y siguiendo su curso, pasar por El Estrecho y los Ollones hasta llegar a la placentera vega Candioches y al valle la Cantarilla. El valle tiene una presa para abastecimiento de energía a la Casa Mieres, donde nos espera el autobús con los truenos apurándonos un poco.


Fin de temporada y por eso es justo agradecer en primer lugar el entusiasmo de Raúl que consigue mantener esta maravillosa actividad entre el programa de actividades deportivas de la Uniovi; en segundo lugar la excelente labor de guía y dirección de Camilo (no se puede ir con él, no para de firmar autógrafos), de Juan y de Guillermo (este año un poco apartado por obligaciones familiares) y en tercer lugar, a Alex autor y promotor de esta web porque lleva su tiempo y no siempre tiene el suficiente reconocimiento.


¡Hasta el curso que viene!

Gracias a ti, magnífico fotógrafo y montañero.

La galería completa de fotos en flickr.



Descargar ruta en formato GPX

No hay comentarios:

Publicar un comentario