lunes, 19 de octubre de 2015

Peñamayor (17 octubre 2015)

Volvemos a las montañas, siempre volvemos a las montañas.
A reencontrar viejos amigos, a conocer otros nuevos, a despedirlos.
A buscarnos a nosotros mismos.
Y como los versos del gran poeta sevillano:
Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.

Y para hacer camino empezamos la temporada ascendiendo al pico Peñamayor (1140 m), que da nombre a una sierra ubicada en el corazón de Asturias, en plena comarca de la sidra.
De una altura media, se trata de un cordal calizo que trascurre de Norte a Sur entre los concejos de Bimenes, Laviana, Nava y Piloña.

Subida y bajada a Peñamayor (1140 m) desde les Praeres

Con unos paisajes espectaculares: foces abiertas en la piel de la montaña por ríos como el Pendón; bosque atlántico vestido con los colores del otoño; praderas y majadas para el ganado; y unas vistas infinitas en todas direcciones.

Después de desayunar en Nava, nos apeamos en Fuensanta, fuente de la famosa agua embotellada, y acompañados de un ligero orbayu recorremos las foces del rio Pendón.


Foces del río Pendón

Tras unos kilómetros, nos desviamos del río para ascender por un camino que nos lleva a la majada de Les Praeres (750 m), que cuenta con un estupendo bar.


Les Praeres, al fondo Peñamayor (1140 m)

El día está un poco desagradable debido al orbayu, por lo que debatimos si quedar en el bar o continuar. Muy a mi pesar, se decide continuar por la pista que nos acerca a la majada Espines (900 m), base del pico.
La subida es pendiente, y aunque somos un montón de gente (56 personas - venimos con el autobús lleno), todos subimos a la cumbre.


Todos subimos a la cumbre. Aquí hay paisanas y paisanos.

Y menuda recompensa. El día se aclara y el sol se presta a saludarnos. Vaya vistas en todas direcciones. Prácticamente se ve Asturias al completo desde aquí: desde los picos de Europa hasta el Occidente; desde el mar hasta la Cordillera.

Nava

Concejos de Nava y Piloña. Al fondo, sierra del Sueve

Observando el infinito

Botella de sidra y Picos de Europa. Esto ye Asturies

Comemos sin prisa en la cumbre y nos disponemos a bajar por un precioso bosque, para llegar de nuevo a les Praeres y seguir bajando por la pista que atravisa Piloñeta y finaliza en Nava, capital de la sidra, donde bebemos "algunas" botellas.




Un día estupendo.

Hugo, estupendas fotos, muchas gracias :)
Dedicado a Calixto. ¡Recupérate pronto!

La galería completa de fotos en flickr.


Descargar ruta en formato GPX

No hay comentarios:

Publicar un comentario