martes, 3 de noviembre de 2015

Picu Torres (31 octubre 2015)

(Nuestro querido mochilero y guía, el gran Camilo, nos describe la ruta de hoy)

Nuestra ruta de hoy, la ascensión al Torres desde el puente de los Fueyos, no es moco de pavo. Partiremos de una cota de 1050 m. para encaramarnos a 2100 m. de altura. Eso hace un desnivel de 1050 m. ¿Y qué ye eso para vosotros y vosotras? Pecata minuta. Sobre todo después de metese un pinchu curiosu y una casadiel.la en Felechosa.


Picu Torres (2100 m)

Croquis de Camilo con la ruta de hoy

Imagen satelital de la ruta

Desde el puente de los Fueyos tomando una senda que arranca cuesta arriba sin compasión. Cada paso que demos nos pondrá un poco más alto. Entre vegetación baja, y algún que otru árbol llegaremos al mayáu los Fueyos a 1250 metrucos. En este lugar hay una fuente... la última.

A partir de aquí la ascensión se pon más dura. Brezo y algo de cotoya harán que nuestro avance sea penoso. Y pensabais que veníais a disfrutar de un placentero día en la montaña. Ilusos... y vosotras también... ilusas. Cuesta arriba y bien cuesta arriba, lidiando con el matorral... ¡Que guay! Muchos pagarían por un sábado así.







Casi sin danos cuenta (mira que digo mentires...) ganaremos altura hasta el colláu Almagrera. 1845 m. Al otro lado vemos los puertos de Cotorgán en la parte alta, final, de los Arrudos. Tamos na llende entre los conceyos de Casu y Ayer.

Tras un descansu retomamos nuestro caminar. Ya más suave. Las sonrisas volverán a los rostros. Volveréis a sentiros jóvenes, pletóricos, y caeréis de nuevo en el error de pensar que el sábado promete.

¡No aprendéis cagonmimantu!


Colláu Almagrera, al fondo el Torres


Nos dirigimos hacia la cara norte del Torres. Manteniendo la altura la cruzamos con rumbo sur. No ye muy cómoda de caminar... pero ye lo que hay. Y al otro lado volverán a borrarse las sonrisas. Ay chavalinos y chavalines, nun fago carrera con vosotros. P'arriba otra vez. En la cresta oriental encontramos una senda que serpentea monte arriba. La cuarcita pelada sustituye a brezales y camperes.





Es el último esfuerzo. Alcanzaremos los 2100 metros de la cumbre con una cara satisfacción...

Disfrutar de la panorámica, del sol (ya sabéis como funciona esto, a veces sí, a veces no), un traguín de agua... y p'abaxo.






El descenso se complicará por una canaluca pindia, estrecha y sembrada de piedruques que hacen más inseguro nuestro avance. Procuraremos no echar a rodar ninguna cuesta abaxo... que hay gente. Y sin miedo, pero con prudencia, la dejaremos atrás. Posar la culera no supone menoscabo en la dignidad. Se admite como técnica de descenso.





Cruzaremos algún pedreru, y regresaremos a la hierba y a los piornales. El autobús nos aguarda en la carretera del puerto cerca de la capillina de Nuestra Señora de las Nieves a 1430 metros de altura. Fin de trayecto.

Pa un día como el de hoy ye importante que no nos agobiemos con el ritmo que lleven los demás. Paso a paso, sin prisas, y meyor ensin pauses, llegaremos a lo más alto. El conseyu de tolos díes: hidratarse y mineralizarse que decía la hormiga atómica. Si tenéis alguna duda o problema, Raúl abre consultorio sobre disfunciones de tipo sexual a partir de las doce del mediodía. Y si no os diera solución el Equipo de Guías del Grupo de Montaña de la Universidad de Oviedo siempre recomienda llamar a los pelochos o llevarse las páginas amarillas en la mochila.

Esperando que la cosa sea más llevadera de lo que estas líneas presuponen recibid un atento saludo del EGGMUO.

(Jojojo, ¡gracies por el relato!)

La galería completa de fotos en flickr.

Descargar ruta en formato GPX

No hay comentarios:

Publicar un comentario