lunes, 14 de diciembre de 2015

Brañavalera (12 diciembre 2015)

(nuestro amado líder Raúl pone la guinda a este año con el texto de la última ruta de 2015. Gracias a todos por este bonito año, nos vemos en la cena...)

Los concejos de Quirós y Llena ofrecen al amante de la montaña mil y un rincones a los que acudir para disfrutar de su belleza. Desde las mayestáticas cumbres de las Ubiñas al Sur hasta la sierra del Aramo al Norte. Desde la Peña Sobia al Oeste hasta el cordal de Carraceo al Este. Cimas y cresterías afiladas como el filo de puñal, profundas simas, laderas vertiginosas, bosques poblados de leyendas, valles angostos y sinuosos por los que discurren envueltos en la espuma de sus aguas, arroyos y torrentes. Estas tierras encierran en su seno toda la belleza y la seducción de la montaña asturiana. Caminar por estos parajes es algo más que un placer, es un privilegio. Y si tú, esforzado caminante, estás leyendo estas líneas, quiere decir que perteneces al grupo de privilegiados.

Brañavalera (1483 m)

Cordal de Brañavalera

La ruta escogida para hoy, recorre la divisoria entre Quirós y Llena. El Altu de la Cobertoria (1179m) es el punto de partida. Desde aquí y con rumbo Sur tomamos una senda que discurre entre brezales, cotoyales y felechales. A nuestra izquierda dejamos el Bildeo (1242 m) que en realidad son cuatro peñes que destacan sobre el cordal por el que caminamos. El sendero cruza praderías y pequeños hayedos, siempre por lo alto del cordal. La vista es espléndida. Este paraje se denomina el LLanu LLargu. Apenas ganamos altura así que el esfuerzo es minímo. A la izquierda el conceyu de Llena y a la derecha el de Quirós, para despistaos. A la derecha de norte a sur, Peña Rueda, Fariñentu, Fontanes, Ubiña…




Parece que hizo frío aquí anoche...

Las Ubiñas

Un poco más allá cruzaremos el Osiego la Zorera, una de las últimas praderías antes de internarnos en el fayeu de las Chafarizas. En este tremo seguimos una pista forestal que conduce a lo más profundo del bosque. Las hayas ya han perdido sus hojas, los carrascos (acebos) lucen el verde perenne de sus aceradas y bruñidas hojas. Grupos de setas se dejan ver a uno y otro lado del camino, Tal ves podamos contemplar alguna muscaria, esa de rojo intenso con manchines blanques, que dicen que en pequeñas dosis, te pega unos chutazos que flipes, pero mejor no probarlo ( ¡¡¡ OJO  ¡!!!  Alex controla a  JESUS).

En medio del bosque la pista se bifurca. Tomamos el ramal de la derecha. El que sigue de frente conduce a unos chamizos o pequeñas explotaciones ilegales de carbón. Estas no son otra cosa que pequeñas oquedades, zanjas o cuevas practicadas por la mano del hombre en la ladera para extraer el carbón de vetas superficiales.

La pista asciende suavemente. El paseo por el bosque está a punto de concluir. Más arriba la pista alcanza el Mayau de Brañavalera a 1381m de altura. Al frente y al fondo la cordillera a la izquierda el Brañavalera. Allá abajo el valle de Zureda, colateral del más conocido valle del Huerna internacionalmente famoso porque le da nombre a una de las autopistas con mayor desnivel y mayor número de parches del mundo.





Ladeando por la vertiente sur pasamos al pie de uno de esos chamizos. Un poco más allá abandonamos la pista. Desde aquí iniciamos el ataque a la cumbre, por un sinuoso sendero que aparece y desaparece; nos aproximamos a los 1483 metros de su cima. Una vez en lo alto, lo de siempre a disfrutar de la vista.



Oviedo
Gijón











El descenso lo realizamos por la ladera este hacía Campomanes ya en el fondo del valle.

La galería completa de fotos en flickr.

Descargar ruta en formato GPX

No hay comentarios:

Publicar un comentario