lunes, 31 de octubre de 2016

Sotres - Vega de Urriellu (22 octubre 2016)

La mole calcárea del Picu Urriellu impresiona por su aspecto de torreón inexpugnable y por su aura de misticismo (con escaladas históricas y varios accidentes mortales).
Su indescriptible hermosura, apreciada desde múltiples ángulos y colores que tornan, dependiendo del momento, de un gris blanquecino al ígneo -arropado por los oblicuos rayos de sol del atardecer- lo definen como una de las cumbres más míticas del alpinismo español.
Y es un símbolo inigualable de los Picos de Europa y de Asturias.

Picu Urriellu (2519 metros)

Hay algo ancestral, telúrico, que nos invita a subir a contemplarlo.
Hay algo que atrae cada año a cientos de escaladores para intentar coronarlo desde las múltiples vías de escalada que lo desafían.
Es ese algo que empujó, el 5 de agosto de 1904, a Pedro Pidal y Gregorio Pérez (El Cainejo) a realizar la primera ascensión.

A veces hay que tomar riesgos. Abrir caminos donde antes nadie había puesto un pie. Afrontar con valentía la vida y atreverse a ir más allá, por grandes que sean los retos.
Pero siempre desde el respeto. Desde el que se sabe ínfimo y temporal ante lo eterno.

Apuñada y negra la vemos,
como mujer enfurruñada.
Vive sola de todo tiempo,
pero nos ama, la Montaña,
y hace señales de subir
tirando gestos con que llama...

(Gabriela Mistral)

El picu, que está ubicado en el corazón del macizo Central de los Picos de Europa (o de los Urrieles), es visible desde diversos puntos del oriente asturiano.
Pero curiosamente no se ve desde Bulnes, de ahí que su definición Naranjo de Bulnes no está exenta de polémica y seguirá dando que hablar.

Sábado 22 de octubre

El Grupo de Montaña de la Universidad de Oviedo empieza fuerte la temporada 2016-17. Siempre fieles a nuestro espíritu, queremos más montaña. Por tanto el mejor comiezo posible es disfrutar de cerca el Picu, icono de nuestro Grupo. Escalarlo queda para otra ocasión, reservado en los sueños de algunos de nosotros...

Hay dos grupos: uno comandado por Raúl irá hasta la Vega de Urriellu y dará media vuelta en el mismo día. Y otro grupo, con Avello y Camilo como vigilantes y vigías, hará noche en el refugio y volverá el domingo.

Con cierto retraso salimos desde Sotres con la intención de que el primer grupo coma en la vega y pueda volver al autobús sin que le caiga la noche encima. El segundo grupo va más lento (el saco de dormir y el orujo pesan en la mochila) pero les sigue.

Sotres

Vamos por la ruta más clásica de acercamiento: desde Sotres, por la pista que llega a los invernales y que cruza el río Duje, subimos hasta el collado de Pandébano, donde ya vemos el Picu.

Collado de Pandébano (1200 m), con el Urriellu al fondo

Siguiendo la senda pisada y pasada mil y una veces por multitudes de montañeros, se cruza el refugio de la Terenosa, y posteriormente se alcanza el collado Vallejo.
El camino se torna serpenteante en las Traviesas, y con cierto esfuerzo al atravesar un mar de piedras, logramos ascender hasta la Vega de Urriellu, donde se ubica el refugio.

La Terenosa (1300 m)

Collado Vallejo (1500 m)

Subida final, allí abajo estábamos antes...

En lo más alto guardamos silencio para apreciar el lugar y el objetivo cumplido. Después, el primer grupo torna hacia la partida, y el segundo va a buscar refugio adentro, ya que la niebla y la lluvia llegan inclementes.

Urriellu, refugio (1960 m) y G. M. Uniovi

Nos acomodamos en el refugio, y nos preparamos para una tarde-noche con orujo, cena, risas y trivial. Qué alegría y buen rollo destilamos. Con la llegada de la oscuridad el cielo se despeja debido a un viento gélido y aullador, y nos disponemos a pasar la noche.
Bajo el cielo estrellado, con la silueta de la montaña recortándose en la bóveda celeste, pensé en mi padre y en todas las personas que ya no están en mi vida.
Y me alegré de estar vivo, de estar allí y de saborear la belleza inmortal del lugar. Aunque fuera por un tiempo efímero.

Domingo 23 de octubre

Dormir en un refugio tiene algunos inconvenientes. Mucha gente comparte el mismo espacio y algunas personas nos deleitan con conciertos nocturnos. Pero por lo general fue una buena noche y estamos descansados. Y el amanecer en Picos es espectacular.

La vida tiene muchos peligros, 
pero la alternativa es mortal.
(por Jesús)

En medio de un caos de mochilas, botas y sacos de dormir, desayunamos y tomamos el camino de vuelta, bajando lo más rápido posible, antes de que ese viento helado que aún persiste nos deje tiesos de frío.

Al llegar a Pandébano, y ya sin viento y con un sol cálido y acogedor, tomamos la decisión de subir a la Peña de Maín antes de volver a Sotres, ya que hay tiempo de sobra. Esta sierra es la antesala del macizo Central y un perfecto mirador en todas direcciones.

Peña Maín (1605 m)

La subida inicial es corta y fuerte, y nos deja en una zona más alta con jous y grandes rocas, cuya elevación más prominente forma la cumbre. Desde allí, a un lado el mar, y al otro el Urriellu. Un final espectacular para el fin de semana.

Cima de Peña Maín. Apréciese l'arcu la vieya


La galería completa de fotos en flickr.

Sotres - Vega de Urriellu - Sotres Descargar ruta en formato GPX

Subida a Peña Maín Descargar ruta en formato GPX

4 comentarios:

  1. Gracias por permitirnos "viajar con ustedes" en este hermoso sendero desde la comodidad de nuestros hogares. Mi hija americana estaba con ustedes en esta caminata y me ha contado cosas lindas acerca de los excursionistas, la ruta y la experiencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer ha sido nuestro. Su hija es estupenda, esperamos que vuelva con nosotros!

      Eliminar
  2. Que recorrido más bonito! Hace unos años que salimos con vosotros durante un par de temporadas, hasta que acabamos la carrera. Un placer el encontrar el guapo blog que ahora tenéis y seguir viendo que el grupo sigue saliendo, y con mucha gente.
    Un saludo!

    ResponderEliminar