viernes, 31 de marzo de 2017

Covadonga - Orandi - Lago Enol (11 marzo 2017)

Otro sábado más nos abstenemos de dormir la mañana y con (bastantes) ganas saltamos de la cama para saborear la belleza del paisaje asturiano. El madrugón (casi) siempre merece la pena, y más aún si nuestro destino es la agrupación de esbeltas agujas calizas que llamamos Picos de Europa.

Ávidos de fotos y de turistear,
como unos foriatos intoxicaos
por fabes y hectolitros de sidra
nel Tierra Astur anoche tragaos,

dirixímonos a la quintaesencia
de los llugares asturianos sagraos:
Cangues d'Onís, Los Lagos, 
Cuadonga, y pal chigre escopetaos.

La excursión de hoy es muy interesante desde múltiples puntos de vista: montañero, histórico y religioso. Tras la parada obligada para desayunar el Cangas de Onís, el autobús, una vez coronada la carretera de Los Lagos, nos dejará en el Enol, para luego visitar el Ercina y atravesar las Minas de Buferrera. Posteriormente descenderemos por las vegas de Comeya y de Orandi hasta llegar a Covadonga. No está nada mal...


Comenzamos en los Lagos de Covadonga, de origen glaciar, y uno de los lugares más visitados de Asturias. En su entorno se creó el primer parque nacional de España: Parque nacional de la Montaña de Covadonga, hoy Parque nacional de Picos de Europa.

Lago Enol y Grupo de Montaña de la Universidad de Oviedo
Lago Ercina, al fondo las Peñas Santas

Ni los japoneses hacen tanta selfie y tanta foto, redios. ¡Vámonos ya! Menos mal que los lagos no están congelados, si no alguno necesitaría un salvavidas.

Continuamos a paso pesado hasta las minas de Buferrera: una explotación de metales que fue cerrada en 1932, hoy testigo del ya tristemente pasado minero de Asturias.

Minas de Buferrera

Más y más fotos, turistas somos y en instagram nos encontraremos.

Descendemos por el Escaleru hacia la preciosa Vega de Comeya, donde el calor nos empieza a fatigar al subir en busca de la carretera. No es que haga un día espléndido -el sol no nos acompaña- pero está bochornoso y húmedo.

En el Escaleru hacia Vega de Comeya. Cuántas lágrimas derramadas por ti

Paramos para comer, tras cruzar la carretera, compartiendo muchos dulces y café benaventano con leche condensada. Todo mientras contemplamos las cumbres del Macizo Occidental.

A la izda: Peña Santa (2596 m)

Otro día más sin siesta, qué rabia... nos movemos en la búsqueda del río las Mestas y la Vega de Orandi. El paisaje se vuelve primaveral, con las primeras flores y brotes del año, y hasta el cielo parece que quiere despejar.

Vega de Orandi
Cueva de las Mestas. El río desaparece hasta la cascada de Covadonga

Ahora ya sólo queda bajar serpenteando hasta el Santuario de Covadonga, rodeados de un magnífico bosque de hayas. El Santo Lugar, mito y cuna de Asturias (y España), cobijó a los rebeldes a la invasión musulmana. La leyenda de Pelayo, la Batalla de Covadonga (722) y la aparición de la Virgen, es de sobra conocida, y marca el nacimiento del Reino de Asturias.

Llegando a Covadonga, con la Basílica al fondo

La realidad depende del punto de vista, así que para los invasores estos fueron los hechos:

Se levantó en tierras de Galicia un asno salvaje llamado Belay (Pelayo). Desde entonces empezaron los cristianos en al-Ándalus a defender contra los musulmanes las tierras que aún quedaban en su poder, lo que no habían esperado lograr. Los islámicos, luchando contra los politeístas y forzándoles a emigrar, se habían apoderado de su país hasta que llegara Ariyula, de la tierra de los francos, y habían conquistado Pamplona en Galicia y no había quedado sino la roca donde se refugia el rey llamado Pelayo con trescientos hombres. Los soldados no cesaron de atacarle hasta que sus soldados murieron de hambre y no quedaron en su compañía sino treinta hombres y diez mujeres. Y no tenían que comer sino la miel que tomaban de la dejada por las abejas en las hendiduras de la roca. La situación de los musulmanes llegó a ser penosa, y al cabo los despreciaron diciendo "Treinta asnos salvajes, ¿qué daño pueden hacernos?"

Está claro que, aun siendo culturalmente más avanzados, en geografía norteña no andaban muy finos.

Cueva y cascada de Covadonga
Si bebes de los siete caños, te casarás este mismo año (o no)

Con tantas peñas santas, santuarios y apariciones marianas me está entrando un impulso místico muy grande... Vaya, creo que ya se me pasó. Aunque con la belleza vista en el día de hoy, me siento muy espirituoso y necesito irme al chigre pero ya. Y no soy el único. El final perfecto para una gran jornada.

La galería completa de fotos en flickr.

Descargar ruta en formato GPX

Ven


viernes, 24 de marzo de 2017

Sierra de Panondres (25 febrero 2017)

Qué tendrá el Occidente Astur que nos llama tanto, con voces que susurran tiempos de antaño, de sosiego y de naturaleza. De cumbres redondeadas, de valles profundos con aguas sinuosas, de rasas costeras. De níveos pueblos con techumbres de pizarra.


Así que estas voces nos mueven, en este 25 de febrero, a dirigirnos al Oeste para recorrer toda la sierra de Panondres, a caballo entre los concejos de Villayón, Navia y Valdés, coronando el pico el Can (843 metros), techo de Navia. Y si el tiempo nos acompaña en un día primaveral, entonces mucho mejor.

Sierra de Panondres y en el centro, pico El Can (843 m)

Camilo siempre nos sorprende con estas rutas no tan conocidas, y nos citamos con él en Luarca para desayunar y dirigirnos en autobús, después de un buen rato tomando curva tras curva, al origen de la excursión: Belén.

A ver, nos gusta viajar y movernos, pero Palestina queda un poco lejos. Es Belén de Valdés.

A Belén pastores

Salimos a las 11 y media desde la plaza del pueblo -que tiene una pinta excelente para hacer la fiesta- y tomamos una pista y luego un camino que nos aproxima hacia la sierra. La subida no es larga y el terreno es sencillo, pero con este calor ya empezamos a echar de menos el BAR.


Tras la sudada llegamos a la cresta: lo peor ya está hecho. Ahora sólo queda recorrerla, haciendo subidas y bajadas cortas y disfrutando de las vistas, hasta llegar a su punto más alto: el pico el Can.







Comemos en un lugar de ensueño -y qué sueñecito me hubiera echado yo al sol- acompañados de una yeguada muy hermosa, y con algo de pereza comenzamos la bajada hacia el embalse de Arbón, que aprisiona al Navia antes de su desembocadura.




El sol se esconde tras un grisáceo muro que viene volando de Galicia empujado por un viento frío -en Carnaval siempre llueve-, aunque retornamos secos al autobús. Llegamos muy tarde a Oviedo (sobre las 10 de la noche) cansados y contentos: a algunos les espera Galiana y el Carnaval de Avilés...

La galería completa de fotos en flickr.

Descargar ruta en formato GPX

miércoles, 8 de marzo de 2017

Viavélez – Tapia (28 enero 2017)

Nuestra tradicional ruta costera de cada temporada nos trae de nuevo al Occidente Astur, a sus preciosas rasas, acantilados y playas, de la mano de Camilo.

Caminaremos desde Viavélez, cuna de Corín Tellado, hasta la surfera villa de Tapia de Casariego. Y acompañados por un día estupendo de sol y cielos claros (aunque al final se encapotó). Estamos teniendo demasiada suerte con el tiempo, nos la estamos jugando...

De izda a dcha: Viavélez, playa de Monellos, cabo Blanco, playa de Porcía, Tapia

Después del parón navideño, de los exámenes, de la vuelta a casa, teníamos ganas de reencontrarnos y caminar. Al fin y al cabo, somos un grupo de amigos con ganas de caminar y sobre todo de pasarlo bien.

, sí tú, que estás detrás de la pantalla: si estás leyendo esto y todavía no te has animado a venir con nosotros, ¡a qué estás esperando? Mirando las fotos puedes hacerte una pequeña idea de lo que disfrutamos de la naturaleza y de la gente:

Viavélez desde su mirador
Calixto, mirador de Viavélez y escultura Litoral (de Ernesto Knorr)
Monte Molina
Playa de Monellos y nosotras. Qué guapas somos
Palacio de Fonfría
Cabo Blanco, con su castro y sus fosos defensivos
Mirador de la Atalaya
Playa y río Porcía
Lagunas de Salave
Tapia de Casariego
Qué vida tan dura...

Un día perfecto para empezar la montaña en 2017. ¡Hasta la próxima!

La galería completa de fotos en flickr.

Descargar ruta en formato GPX

Mostayal (17 diciembre 2016)

Terminamos el año ascendiendo La Mostayal (1304 metros), hermosa cumbre perteneciente a la Sierra del Aramo. Hermosa y orgullosa: aun siendo la más modesta del Aramo, se yergue visible desde la capital, separada del resto de la sierra, con su forma piramidal.

Sierra del Aramo, en el extremo derecho La Mostayal (1304 m)

El día está bonito y frío, con sol y viento. Está perfecto para ir de monte, y además vamos a hacer una travesía interesante: desde Peñerudes a la cumbre, para bajar hasta Pedroveya y terminar en el desfiladero de Les Xanes.

Desde Peñerudes, a la cumbre de La Mostayal, Pedroveya y Les Xanes

¡Y luego a la cena de Navidad del Grupo de Montaña! Pero yo tengo un gripazo potente, quizás tenía que haber ido directo a cenar. O mejor os esperaba en Casa Generosa...

El autobús nos deja en Peñerudes, donde empieza la subida, primero por una pista y luego por caminos. Vamos a la sombra todo el rato pisando la helada que cayó por la noche, y hambrientos de sol como estamos, nos tiramos como lagartijas en cuanto asoma.

Placa en Peñerudes

Torreón de Peñerudes

Embalse de los Alfilorios, y al fondo Oviedo y el Naranco

Seguimos pateando hasta hacer cumbre, y agradecida por la visita, ésta nos regala unas vistas de impresión. Incluso de Peña Manteca.

Qué frío tengo... ¿bajamos ya?

Peña Manteca con su Pico Urru (1523 m)

Día espectacular

Sacadme los ojos ante la vista de la capital. No veré nunca nada más hermoso

No sé si soy yo o el viento sopla frío y desangelado. Así que bajamos ya, hay que comer y no regresar muy tarde, tenemos que ponernos guapis para la cena.

¡Achís! Igual no hace tanto frío y es cosa mía. Me pillaste perfecto, Calixto :p

Llegamos (tras atravesar un infierno de pinchos, barro y cotoyas) a Pedroveya y, por increíble que parezca, NO paramos en Casa Generosa. Qué malas son las prisas. Así que continuamos hacia el desfiladero, y aunque muchas veces recorrido, siempre impresiona por su singular belleza.

A punto de empezar Les Xanes

Nos espera la cena-espicha en Onde Tere, donde la sidra corre más que en el agua en Les Xanes, y luego Jäger, tequila y mucho bailoteo por los garitos de Oviedo. ¡Felices fiestas y próspero año nuevo!

Dedicado con todo el cariño a nuestro gran guía (y mejor persona) Avello.

La galería completa de fotos en flickr.

Descargar ruta en formato GPX