miércoles, 2 de mayo de 2018

Veigas - Lago del Valle (28 abril 2018)

Repetimos en Somiedo dos semanas después (Arbeyales - La Mesa - Saliencia), y si la vez anterior tuvimos un día primaveral, el largo invierno que parece no terminar nos regala una jornada fría y lluviosa hoy. Somos así, nos gusta estar pasados por agua, para no tener que ducharnos luego en casa, y si es granizo y nieve -como esta vez- mejor que mejor.

Con cierta sensación de déjà vu nos ponemos en marcha: madrugar un sábado, abrir el aparcamiento de Ciencias, reunirnos todos en el punto de encuentro, esperar por Ana Mañanes, desayuno pantagruélico en el Gran Hotel Cela, las curvas infinitas de la carretera de Somiedo, el "¿me pongo polainas o no hacen falta?", el "¿pisaremos nieve hoy?" And so and so on.
El eterno retorno... salvo que el precioso día tricolor que tuvimos el 14 de abril no se multiplica por dos en este desangelado 28. Otro frente más que deja nieve y lluvia en Asturias, y otro frente más que nos obliga a cambiar de planes. El ascenso a los Albos es imposible y tendrá que posponerse para otra situación más propicia.

Somiedo no nos cansa. Con estos paisajes es normal

La amenaza de nieve a cotas bajas y la niebla presente en las alturas no nos deja otra alternativa que recorrer una ruta sencilla: subir al Lago del Valle, pero no desde la carretera que sube desde Pola de Somiedo (imposible para un autobús grande), sino desde Veigas, en la subida a la Farrapona, en el valle paralelo de Saliencia.

23 km, nada para nosotros

Nos ponemos en marcha sin perder un segundo porque estamos seguros de que la lluvia hará presencia antes o después. Esperemos que sea después. Tras un kilómetro por carretera la abandonamos para tomar una pista ganadera ascendente que nos lleva a Valle del Lago, precioso y alargado pueblo con varios barrios y casas desperdigadas por aquí y por allá. Tiene un camping donde pasé un gran fin de semana hace unos años.

Curiosa toponimia: Valle del Lago (el pueblo) y Lago del Valle (el lago). Para qué complicarse la vida.

Desde el pueblo arranca la pista que sube al lago y que recorren multitud de turistas habitualmente -incluso hoy con el día que hace-. El camino, muy cómodo y sencillo para cualquier persona, sube de manera gradual hasta el lago, recorriendo el espectacular valle glaciar en forma de "U".

El día gris y las fotos no hacen justicia al espectacular valle

Más y más teitos

La pista recorre fincas y brañas con sus teitos, hasta llegar a su final: el Lago del Valle. Situado a los pies de un circo glaciar, es el mayor lago de Asturias y es un perfecto comedor para dar buena cuenta de nuestros víveres. Si no fuera por el viento frío y la sensación térmica. Helados, comemos deprisa y bajamos casi corriendo, ya que la lluvia llega puntual. Lluvia lluvia... más bien nieve y granizo.

Lago del Valle (1560 m)

Un grupete dentro del Grupo toma la delantera, gana unos minutos al reloj y muy hábilmente se detiene para saborear un pote de berzas en Casa Cobrana. ¡Cabr*nes! Los demás nos quedamos con las ganas. Ahora sí que las precipitaciones caen sin tregua, y hay que apretar el paso para volver a Veigas cuanto antes.

Empapados llegamos al autobús. Ropa seca y como nuevos. Habrá días mejores, en Somiedo y en otros montes. Aquí volveremos, pero ahora toca cambiar de lugares, y movernos a Picos y a Ubiña para las siguientes rutas. Las últimas de la temporada. No te las pierdas.

La galería completa de fotos en flickr

Descargar ruta en formato GPX

No hay comentarios:

Publicar un comentario